Flames

.Perdí la cabeza por ti.

17:13


[He conocido el perfume de tu hombro y desde ese día soy tuya. Te deseo. Me pasaría la vida esperando que vinieras a apretar contra mi cuerpo tu cuerpo fuerte y conocedor del mío, como si fueras su dueño desde siempre. Me separo de tu abrazo y todo el día me persigue el recuerdo de cuando me suspendo a tu cuello y suspiro sobre tu boca.]

Porque tal vez me gusto, sentir tus manos sobre sobre mi piel.
Tal vez, me gusto como se sintieron tus labios sobre mi cuello, y esos besos…esos besos que fueron bajando.
Y tengo que confesar, que tal vez, me gusta la manera en la que mueves tu lengua.
Y ni hablar de la manera en la que mueves tu cuerpo…
¿Y tú sonrisa? Joder…podría cometer los peores pecados si me lo pides con esa sonrisa indecente.
Dame más de tus labios, dame más de tu cuerpo. Regálame otro gemido para el invierno, tal vez, sea la única manera que pueda mantener el calor.
Envuelve tus brazos en mi cuerpo, amóldate a mí, no te apiades de mí en ningún momento cariño, solo soy un demonio con cara de ángel.
Quiero otro suspiro.
Quiero otro latido.
Quiero dejarte otra marca…y así, tal vez, tu cuerpo me recuerde tanto como tu memoria.
Acaríciame en los lugares prohibidos, vamos, sin miedo, no hay tabúes entre nosotros. Las caricias suaves no valen si son tímidas, las quiero con firmeza, con seguridad, hazme sentir que sabes lo que haces o que al menos, lo deseas con el mismo fervor con el que besas.
Regálame más noches, tardes o mañanas en (tu) la cama. Que es cuando somos más aliados que enemigos.
Dame todo lo que creas necesario, pero no lo más prudente.
Quiero explotar mis limites contigo, diablillo.

Porque, tal vez, desde que vi ese puñetero brillo pícaro en tus ojos, perdí la cabeza por ti.

0 Sparks

Seguime en Bloglovin