Flames

.Cuando menos lo merezcas.

18:18




Ámame cuando menos lo merezca por que será cuando más lo necesite.
Leí esa frase por primera vez hace como…tres años atrás. Me pareció preciosa.
Después se volvió un cliché, y la escuche por todos lados, se volvió una frase típica, de esas que salen en los sobrecitos de azúcar.
Hace poco la volví a escuchar, en una serie de cris morena.
Y pensé en ti, si, en ti.
Inconscientemente viniste a mi mente, apareciste inmediatamente, vos y todas las cosas que me dijiste que habían pasado cuando no estuve, cuando dejamos de hablar.
Y como dijiste que te sentiste.
Y como la soledad te había cambiado.
Y como todos, de alguna manera, se habían alejado.
Y desde entonces solo podía pensar en eso, hasta que la única solución que encontré fue escribirlo, ponerlo en palabras, organizar los pensamientos, dejar limpia la idea.
Y me di cuenta que el problema eras tú, y sin embargo, nosotros fuimos los que actuamos mal. Incluso si actuabas mal o bien, o si estábamos de acuerdo, va más allá de si eras “Buena o mala” correcta o incorrecta, o si podías o no sola. Claramente podías, por algo estas donde estas y a pesar de todo sacaste cosas buenas de los momentos malos…
Se trata de lo que nosotros teníamos que hacer, teníamos que amarte, pero sobre todo, teníamos que hacerte sentir amada. Y eso no iba a curar todo, pero hubiera hecho más liviana la carga, y entonces, tal vez, en los malos momentos dirías “Esto se está yendo a la mierda, pero no estoy sola”. Y sin embargo, te sentiste sola.
Y esa es la espina que he estado sintiendo desde que volvimos a hablar, yo tenía que estar ahí, yo tenía que quedarme incluso cuando todo me decía que me alejara.
Y eso, también va más allá de quien la cago más en nuestra amistad, no…esto tiene que ver con la amistad en si, en su mas pura y sincera expresión.
Falle. Y eso es lo que más me molesta de todo, porque siento que te lo debía (Eso sonó mal, como si tuviera que devolverte algo.) por nuestra amistad, por nosotras, ni siquiera por Esme y por paz, si no por Aldana y pilar.
Porque admitámoslo, Esme y paz son como…la parte más bonita nuestra, como todo lo bueno de nosotras siendo amigas.
¿Pero Aldana y pilar? Ja…esas dos si que son el desafío.
Volviendo al tema, y sin querer cansarte con esto…esperando que se sienta solo como una suave brisa…
Perdón.
Nos hemos pedido perdón varias veces, pero ahora no te estoy pidiendo perdón por nada de lo que dije o no dije, o por nuestros comportamientos y actitudes. Es perdón por lo que no hice y me gustaría haber hecho. Me gustaría haber hecho que no te sintieras sola.


“Ámame  cuando menos lo merezca, porque será cuando más lo necesite.”

0 Sparks

Seguime en Bloglovin