Flames

.Mírame, me estoy rindiendo.

2:04

[“¿Por qué no me deja en paz? Lo único que necesito es descansar, nada más, descansar y dormir, y tal vez morir un ratito.”
—           Tormenta de espadas, George R.R. Martin (Parte I)]
Mira mis lágrimas…estás viéndome rendirme.
Y ese no quiere decir que sea precisamente mi final. Pero sin duda….es estás viéndome rendirme.
Llevo aguantándome esto por días, y te juro, que he tratado de bancármelo de la mejor manera que puedo, de la única manera que sé….toda la vergüenza y los malos momentos. Las palabras y la presión.
Pero sinceramente, llegue a mi límite. El punto de quiebre, la línea que no quería cruzar.
Solo quiero hacer las cosas bien, lo mejor me salen, pero dolor de cabeza es continuo y solo quiero dormir.
Dormir mucho
Dormir hasta no recordar. Dormir profundamente, donde los sueños no me susurren palabras de cosas que me estresan. Joder, quiero dejar de sentir miedo y estar ansiosa.
Estoy perdiendo, estoy cayendo. Y de ninguna manera quiero que esto acabe conmigo. Pero mírame…definitivamente estoy llorando por esto. Definitivamente estoy perdiendo.
Y sabes que es lo más loco? No hay ni una pizca de tristeza, enserio, ni una sola parte de mí que diga “Hay, pobre de mi, no me merezco esto” Por supuesto que no me lo merezco, pero en vez de tristeza, siento furia, siento ira, y quiero arremeter contra todos, contra las que dicen ser mis amigas y después me dejan sola, contra quienes hacen juicios sobre mi sin conocerme del todo, contra quien dice que no puedo lograr algo, contra quien me imagina haciendo cosas sin antes consultarme si me gusta o no….
Contra los que me fallaron, y sobre todo, contra los que me dejaron sola, y joder, sé que en ese momento pudo no parecer importante, pero los necesitaba, de verdad. Conté con ellos.
¿Se puede llorar de enojo? Porque hoy mismo, siento que eso es todo de lo que estoy llena, no puedo encontrar una pequeña parte de mí que tenga ternura o comprensión….y eso es jodido porque soy una chica normalmente tranquila y tolerante…
Pero, estoy perdiendo la cabeza aquí. Realmente me gustaría que todos ellos sufrieran hoy, que sintieran solo una pequeña parte de lo que yo sentí. Esta mal desearles el mal, lo sé, pero incluso asi, el solo imaginarme a ellos pasando por eso…se siente jodidamente bien. Lo disfrutaría mientras los miro y me rio.
En este momento, es todo lo que quiero.
Y al mismo tiempo, no quiero ver a nadie, no quiero que nadie sepa que estoy llorando, no quiero que vean la derrota en mis ojos…porque ante sus ojos, yo soy más fuerte que todos ellos juntos.
A mí no me ganan.
Las cosas me salen bien, las planee o no.
Si pido algo lo tengo.
Si me propongo algo lo consigo.
E incluso cuando las cosas no salen como espero, me mantengo entera, como si no me importara….pero ellos no saben que cuando llego a casa…simplemente soy otra.

Pero no siento como si en un par de horas pudiera recuperar mi orgullo herido, no siento como si eso fuera a pasar así que solo…quiero esconderme. Sobre todo porque apenas he dormido dos horas y se, que a mitad del día no podré soportarlo. Y no quiero que me vean así.
Pero…al mismo tiempo, siento que si no doy la cara, también estoy admitiendo la derrota.
Entonces ¿Qué hago?
No quiero salir de casa, quiero esconderme y dejar que los fuertes vientos y la lluvia lo callen todo, absolutamente todo, incluso mis gritos contra la almohada.
Pero entonces el sol esta ahí, amenazando con salir, amenazando con hacerme pensar que voy a desperdiciar un hermoso día escondiéndome. Y entonces me encuentro en un dilema.
Porque por otro lado, siento que realmente no puedo enfrentar el día, y siento que me merezco tomármelo para mí.
Pero una parte testaruda mía no quiere, solo…solo quiere ir y…y…hacerlo mierda a todos….como sea, de la manera que sea.
Y si no puedo, simplemente putearlos.
Pero, mientras he escrito todo esto….la furia se ha calmado.
Solo quedo la vergüenza, y ese, amigo mío…es el peor de los sentimientos.

Incluso peor que el miedo.

0 Sparks

Seguime en Bloglovin