Flames

Relato extraño. El paraguas azul

2:10

[Valientes los que se dan enteros aunque signifique regresar en trozos.]


Y estoy ahí en aquella estación de tren esperando por él.
La lluvia cae sobre mi paraguas azul, y mi ropa esta húmeda y mis zapatos nuevos algo mojados…pero no importa, porque lo estoy esperando a él.

Y espero ver su sonrisa cuando baje del tren, espero que tengamos esa típica escena de las películas en donde la chica corre hacia el chico y el la alza en sus brazos y la besa bajo la lluvia.

Mis piernas tiemblan mientras escucho las bocinas que anuncian la llegada del tren y no puedo evitar sonreír. Sonreír por el.

Y se hace un tumulto de personas, algunas llegando otras yéndose y otras esperando alguna persona especial…como yo.

 Entonces el tren frena del todo, y yo ya estoy deseando llegar a la casa con el y tomar un café caliente mientras me cuenta como estuvo su viaje de un mes.
Y quiero que me muestre fotos y me cuente historias.
Quiero que me diga que me ama porque no me lo ha dicho por teléfono las ultimas veces que abre con el…

Y entonces lo veo, baja con su maleta ligera, siempre ligero y libre. Sus ojos oscuros y piel pálida, aquel cabello castaño y despeinado, el no es como los demás, ante mis ojos el resalta del resto de las personas.
Y emocionada dejo caer el paraguas, levanto mis manos para que me vea. Y el me ve

Y yo ya no estoy parada, estoy corriendo hacia el esquivando gente y tratando de llegar a el…

Pero esta no es mi escena de película favorita…porque el no corre hacia mi.
El tiene una sonrisa apretada mientras camina lentamente, con cansancio.
Y entonces yo bajo la velocidad y llego a el.
Y siento que el agua me moja. Y lo moja a el.
Y algo me dice que este no será mi beso bajo la lluvia.

Entonces yo digo hola, y el susurra uno de respuesta. Pero lo veo en sus ojos. Lo veo y lo se y me duele.

Pero yo siempre lo supe, querer retener su corazón era como querer retener el agua de lluvia entre mis manos…
Se escapaba.

Y ahora el se escapaba de mi. Y yo no podía hacer nada.

Y ya ni siquiera me importa contarles lo que paso después.
Sus palabras suaves pero dolorosas, aquellos ojos que trataban de aparentar cariño que ya no sentía, o mis lágrimas mezclándose con la lluvia.
No, no les contare eso.
Y menos les contare sobre ella…la chica del pañuelo rojo que ahora esta con el.

Solo les diré que yo volví a casa caminado bajo la lluvia.
Y ya en casa, tome un café caliente sola mientras me sentaba en mi sillón...y recordé algo.
Me olvide mi paraguas azul…el paraguas que el me regalo.

Y entonces miro a mi alrededor y me doy cuenta que no tengo nada mas de el….ni ropas, ni muebles, ni ninguna chuchería barata. Nada que pueda quemar o romper…
Todo lo que me quedaba de el se quedo en aquella estación de tren…con el.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.--.-.-.-.-.-.--.-.-.-.-.-.--.-.-.--.-.-.-.-.-.-.--.-.-.-.-.-.-.-.--.-.-.-.-.--.-.-.-.-.-.-.--.-.-.-.--.-

Bien, antes que nada. Quiero decirles que no tengo ni puta idea que quise trasmitirles con este relato.
Cuando lo escribir, bueno, tenia ganas de escribir, pero no sabia sobre que, y no se porque no me salía escribir alguna de mis novelas. Haci que empecé a escribir esto pero la verdad solo fueron cosas que se me ocurrieron en el momento.

Espero que les guste. Aunque sea raro xD.

0 Sparks

Seguime en Bloglovin