Flames

Estupida adolescencia.

18:41



Quiero contar algo que me paso.
A la mañana tuve una pelea muy grande con mi mama, de esas en donde dices cosas sin pensar, de esas en las que buscas las palabras adecuadas para lastimar a la otra.

Y dije cosas que ahora me arrepiento, la llame por cosas que no es y que me gustaría no haberlas dicho.

Pero en aquel momento, la ira, la bronca, eran tan grandes que solo uno quiere lastimar, supongo que es algo humano, querer herir al otro cuando estamos enojados, querer descargar ese furia con alguien.
Si, a veces los seres humanos somos egoístas y crueles.

Y estaba esa palabra, esa palabra que estuve a solos segundos de decir, esa palabra que nunca le he dicho a mi madre…
Las palabras *te odio* y *te amo* son muy importantes para mi.
Porque no las digo porque si.
No las digo a la ligera, mi mama siempre dice que las palabras se las lleva el viento, que lo que cuentan son los hechos.
Y yo, aunque estoy deacuerdo con ella. Amo las palabras escritas, un sentimiento, ya sea bueno o malo, escrito. Para mi es mucho mas fácil entenderlo, entender el grado y la sensación del sentimiento si esta escrito.
Obviamente, no para todos es Haci, a algunos les cuesta escribir sus sentimientos, pero a mi no, a mi me gusta porque siento que Haci se entienden mas.

Y hoy, tuve ganas de decir ese te odio a la persona que mas amo.

No lo dije, pero el impulso había sido tan inmediato, las palabras se Habían estrellado contra mis labios como si solo pensaran en salir.
Por suerte, no salio esas palabras de mis labios.
Pero el arrepentimiento aun esta aquí, pesando en mi pecho.

He visto en muchas películas de adolescentes en donde siempre el protagonista enojado con algunos de sus padres les grita y les dice *te odio* Haci, como si nada.
Y siempre me enojaba, que dijeran eso, porque son `palabras y sentimientos fuertes para largarlos Haci como Haci.
Y siempre dije que yo no se las diría a mi madre. Jamás, esas palabras no saldrían de mi boca, no para ella.
Pero entonces, esta mañana todo eso se puso en duda.
Y ahora mismo, me siento como la mierda, aunque el enojo tal vez no se haya ido, quizás aunque ella tengo o no la razón, me siento mal por siquiera haber pensado haberle dicho aquello.
Haci que lo primero que hice fue pedirle a dios para que la protegiera.

Y aun Haci, me sigo sintiendo como la mierda.

Pero también he llegado a la conclusión que todo lo que siento es totalmente normal.
Es todo sobre la adolescencia.
Y si, echémosle toda la culpa a la adolescencia. Pero es enserio.
Si uno lee el diario de ana Frank, vas a ver como esa niña va creciendo. La ves cambiar de ideas, enojarse, alegrarse, entristecerse y darle vueltas a cosas tan simples….la ves crecer.
Y supongo que crecer significa pasar por un montón de cosas que no entendemos, ella no entendía porque un día odiaba y al otro amaba a sus padres. O como a veces ella escribía y contaba como había hecho algo excelente, magnifico, totalmente bueno.
Y Después, se daba cuenta que en realidad había cometido un error, y se arrepentía, y se sentía estupida.
Y otras, aun haciendo buenas cosas, se seguía sintiendo incompleta.

Creo que esta edad, es en donde uno quiere todo y nada, no sabe lo que quiere y esta totalmente perdido.
Obviamente, algunos más que otros, pero todos estamos perdidos de alguno u otra manera, tratando de encontrar nuestro lugar en el mundo.
Teniendo pensamientos que se contradicen entre si, pensando cosas malas y buenas, creyendo en mentiras y creándolas.
Y hoy mas que nunca, me sentí una adolescente, amando a una persona pero apunto de decirle te odio.
Porque me contradigo a mi misma, y aunque en ese momento de furia, aunque no dije te odio, dije otras cosas que ahora hubiera querido no decirle…
Pero en ese momento, uno lo siente como un triunfo.
Y después, te das cuenta que cometiste un error.

Eso es la adolescencia, hacer algo, creer que esta magnifico, que es bueno, genial, excelente. Y después darte cuenta que cometiste un grande error.

Es caer y levantarse, es cometer errores y repetir algunos y aprender de otros…es crecer.
Tan siempre y complicado como suena.
Estupida adolescencia.


2 Sparks

  1. holap hermosap
    princesa, no lo dijiste, tranquilizate, te diste cuenta antes, no como muchos otros, no como yo... dios, yo quisiera haberme detenido como tu...
    las aplabras se las leva el viento, pero decirle eso a una madre, no es algo bello
    no lo dijiste, no te sientas mal, te diste cuenta antes de dañar, es como si tuvieras la piedra y casi la lanzaras pero la sujertaste bien fuerte asi no la golpeaba, y al final la piedra no salio de tu mano
    nadie salio herido, y tu no comestiste la estupidez...

    ResponderEliminar
  2. espera...¿alguna vez le dijiste a tu mama....o a tu papa?
    sip, no lo dije, pero igual, en aquel momento me senti mal por siquiera pensarlo.
    pero despues, pensando en porque mierda siquiera estaba apunto de hacerlo, recorde ese libro que lei, y cuando ellla tambien habia momentos en donde pensaba que odiaba a sus padres, y despues los amaba.
    aveces, nisiquiera nosotros mismos nos entendemos, es parte de la adolecensia.
    estupida adolecensia jajajaj
    tep amop.

    ResponderEliminar

Seguime en Bloglovin